Vida después de la muerte.

La muerte ha estado muy presente en todas las civilizaciones que han existido en la tierra, para algunos era el cambio del cuerpo humano a un estado espiritual el cual se encontraría en paraísos distintos y dispares descritos en todas las religiones conocidas.

Los hombres del antiguo Egipto  dejaron grabados en tumbas y jeroglíficos en el interior de las pirámides, multitud de eventos relacionados con la muerte y el destino de las almas. El encargado de elegir quienes eran dignos de pasar a mejor vida era el dios Anubis el cual juzgaba a los difuntos pesando sus corazones sobre una bascula, si el corazón era mas ligero que la pluma este dios con cabeza de chacal negro daba permiso a sus almas para ir a la otra vida, si no era así y el corazón pesaba mas seria devorado por la quimera Ammyt.

The_judgement_of_the_dead_in_the_presence_of_Osiris

El poder de Anubis perdió creencia en Egipto y Roma cuando entró el  cristianismo en todo el imperio, descartando y repudiando a todos los dioses paganos que durante tantos siglos fueron venerados por estas civilizaciones (Pero hoy no hablaremos sobre historia antigua).

La muerte y las religiones conocidas han estado muy ligadas. Para todas ellas el fallecer es solo un camino necesario para ir a otra dimensión y otro estado espiritual en el que se hace balance de todo lo logrado y vivido en nuestro paso como seres humanos y del cual aprendemos y formamos nuestra alma para así poder conseguir la vida eterna.

En la actualidad hay infinidad de casos de personas que han estado en coma y muertos clínicamente que después de minutos, horas, meses o años han regresado y han contado sus experiencias a los médicos que les atendían. Casi todos cuentan como levitan, ven su vida pasar en fotogramas, ven seres de luz y se encuentran en lugares maravillosos que para los que no hemos vivido esa experiencia nos es muy complicado imaginarlas. Es el caso de Manuela Ceballo y Carmen Sánchez con las que he tenido la oportunidad de quedar y poder escuchar lo que ellas experimentaron en unos momentos de sus vida donde fueron diagnosticadas muertas clínicamente por diferentes accidentes y que sin embargo pudieron superar y regresar a la vida tal y como la conocemos.

Manuela Ceballo vive en Málaga pero pude encontrarme con ella en Madrid  en un bar céntrico de la ciudad, allí mientras tomamos un café y una pasta que nos trae amablemente la camarera me cuenta que en un viaje que hizo a la Patagonia (Argentina) tuvo un accidente junto a su novio.

Era el año 1998, estaban haciendo un trayecto nocturno en coche, de repente se estrellan en una cuneta y salen mal heridos los dos (Aun conserva una cicatriz en su rostro el cual me deja claro la gravedad de aquel hecho).

  • Me quedé en coma por el impacto pero vi perfectamente como iba transcurriendo el proceso de rescate entre los amasijos de hierros del vehículo. Yo lo veía desde arriba como si flotase, llegó una ambulancia y nos sacaron del coche, nos subieron y nos llevaron al hospital, dentro de la ambulancia venia como me estaban haciendo la reanimación y como me entubaban, cuando ya estaba en la habitación del hospital vi como mis padres llegaron a verme y como se quedaban noche tras noche junto a mi, mi madre lloraba desconsolada pero mi sensación no era de angustia al revés, estaba en paz, observando como un espectador de cine desde un extremo de la habitación, cuando regresé a la vida habían pasado tres meses desde el suceso pero curiosamente me había parecido mucho menos tiempo desde mi estado espiritual.

hermandadblanca_org_la-vida-depues-de-la-muerte-elisa

Carmen Sánchez tuvo otra experiencia, diferente a Manuela, ella me llamó gracias a un amigo que nos puso en contacto porque sabía que quería escribir sobre este tema y se veía en la obligación y necesidad de contar lo que en el año 1987 le ocurrió.

Fui a casa de Carmen y al abrir la puerta me encontré a una mujer de unos 57 años, con una gran educación y cortesía la cual al abrir la puerta me invitó a entrar a su casa después de un cordial saludo, me siento frente a ella en diferentes butacas y comienza directa a contarme su experiencia, debo de contaros que jamás ella se lo había dicho a nadie, no lo sabían sus hijos ni tampoco su marido así que la preste toda mi atención.

  • Cuando era joven estuve muerta una hora y desde entonces soy muy creyente ya que ahora se que después de la muerte nos espera algo maravilloso,(así de directa comenzó a contarme su historia). Recuerdo perfectamente como estaba mi cuerpo muerto sobre el suelo y mi alma, lo llamo así porque soy muy cristiana, empezaba a levitar, como si volase poco a poco alejándome de mi cuerpo. Yo notaba una paz y tranquilidad que jamás había sentido estando viva, de repente me vi acostada sobre los brazos de un ser que me tenia como si fuera un bebe y me decía que estuviera tranquila, yo le decía que estaba feliz de estar allí con el y que me quería quedar, este ser (yo le llamo dios) me dijo que aun no era mi momento y que debía de regresar porque tenía que cuidar de mi hijo, en esa época yo tenia dos pero no eran muy pequeños así que le decía que me daba igual que tenían a su padre con ellos pero que yo me quería quedar allí con el, este ser me dijo que tenia que regresar porque tenia que cuidar a un hijo que aun no estaba pero que iba a llegar, así pues regrese a mi cuerpo, al año siguiente nació mi tercer hijo…

afterlife

Después de estas entrevistas indague en internet y encontré muchos casos contados por  médicos de urgencias que han descrito lo que sus pacientes les han dicho después de haber estando en coma, la similitud con lo que a mi me contaron estas dos señoras es apabullante y sin duda dejan una gran esperanza en mi ya que me aterraba pensar que todo termina cuando nuestro corazón deja de latir.

Ciertamente queridos lectores debemos de tener esperanza y tranquilidad porque la muerte no es mas que un proceso a la reencarnación.

 

Albert Einstein dijo:

”Creo en la vida después de la muerte, simplemente porque la energía no puede morir, ella circula, se transforma y jamás se detiene”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s